lunes, 5 de octubre de 2009

"LA NOCHE, LAS LUCES". Clemens Meyer



Acabo de terminar la traducción del alemán de la colección de relatos "Die Nacht, die Lichter" (La noche, las luces) de Clemens Meyer, una tarea en la que he estado sumergido desde mediados de junio hasta primeros de octubre. El libro, que a mí me parece extraordinario, por lo que traducirlo ha sido una experiencia apasionante, aparecerá en unos meses en la editorial Menoscuarto. (En Alemania se publicó el año pasado en la célebre editorial Fischer). Es sabido que traducir es una tarea dura y exigente, pero se vuelve gratificante y estimulante cuando uno recorre una galería de personajes tan impactante como la que contiene esta obra. Así que ahora vivo en plena orfandad, un trastorno que podríamos llamar “el hueco o el vacío de Meyer”, la huella de un gran texto. Menos mal que este verano compré en Berlín también su novela “Als wir träumten” (Cuando soñábamos) y ya la llevo de aquí para allá en el autobús. Clemens Meyer es aún un autor desconocido en España. No así en su país, donde pasa por ser una de las voces más interesantes y prometedoras de la nueva narrativa alemana. Nació en 1977 en Halle/ Saale, población de la antigua Alemania del Este cercana a Leipzig, la ciudad en la que hoy reside. La experiencia de su niñez y adolescencia de alemán oriental determina buena parte de sus temas literarios. Tras el bachillerato trabajó en la construcción y también como empleado de mudanzas, vigilante, o conductor de carretillas elevadoras en grandes almacenes. De 1998 a 2003 alternaba estos trabajos -muchos de ellos nocturnos- con sus estudios en el Instituto de Literatura Alemana de Leipzig. En 2001 obtuvo el Premio de Literatura MDR. Su primera novela, "Cuando soñábamos" (Als wir träumten), publicada en 2006, supone todo un retrato de su generación, jóvenes marcados por el antes y después de la caída del Muro. Con esta ambiciosa obra pasó del anonimato a la celebridad, al obtener ese mismo año el Premio de Literatura Rheingau y el Premio Mara Cassens. En 2007 recibió la Beca literaria Märkisch y el galardón de promoción para el Premio Lessing, así como el prestigioso premio Clemens Brentano. Esta colección de relatos "La noche, las luces", publicada en 2008, se ha reconocido con el Premio de la Feria del Libro de Leipzig. Ina Hartwig, miembro del jurado, dijo: “Destaca por su elegancia lingüística. La noche, las luces es un libro escrito en sorprendente y conciso lenguaje que retrata las esperanzas humanas pintadas en un fondo de radical imposibilidad de cumplirse".
Os pongo aquí algunos de los elogios que la crítica le ha dedicado:
“Este tono cautiva desde el comienzo. Meyer escribe de un modo tan magistral, sabio y compasivo como ningún otro lo ha hecho desde hace largo tiempo”
(Die Zeit)

“Un libro como un puño. Semejante debut, tan poderoso y firme, no lo ha vivido la literatura alemana desde hace mucho. Un libro repleto de furia, tristeza, pathos y locura”. (Felicitas von Lovenberg. Frankfurter Allgemeine Zeitung)

“Desde luego que Meyer es increíblemente joven. Pero así es como suele ocurrir con los grandes escritores. Emergen de repente y los colegas se rascan la cabeza llena de canas preguntándose: ¿Cómo puede ya llegar tan lejos?”
Sten Nadolny
“Un libro conmovedor. El monumento a una juventud. Una pieza de magia”.
Sten Nadolny

“Meyer sabe de lo que escribe. Rara vez hubo en la literatura alemana un libro que se haya ocupado con tanta sabiduría y afecto de figuras empujadas al, así llamado, margen de la sociedad”.
Welt am Sonntag

Espero que os animéis a leerlo cuando salga y que lo disfrutéis tanto como yo, no todos los días da uno con un libro como este.

9 comentarios:

María dijo...

He tenido el privilegio de leer ya esa traducción y estoy completamente de acuerdo en que la voz de Meyer es una de las más interesantes que hay ahora. Alejado de esas fórmulas vacías propias de las prolíficas escuelas de letras y de esas secuelas absurdas de los malos imitadores de Bolaño,que intentan pintar un mundo de duros sin ser capaces de ir más allá.
Tu traducción me parece inmejorable.Clemens Meyer también ha tenido mucha suerte de ser traducido por primera vez al castellano por un escritor como tú. Enhorabuena a los dos.

Ana dijo...

Pues nada, que salgo pronto del horno y lo leeremos en la edición de menoscuarto. Enhorabuena.
Ana

Ernesto Calabuig dijo...

Gracias, María, por tu lectura y por tus palabras. Ojalá de verdad esta traducción haya estado a la altura del original. Al menos yo he puesto todo mi empeño en el.

Gracias, Ana. Sabía que habías visto la entrada, pero fue una sorpresa cuando vi tu comentario al llegar a casa anoche. Un beso.

Ernesto Calabuig dijo...

todo mi empeño en "ello". Se cortó. Un abrazo

Anónimo dijo...

Lo/te leeré... ¡Por supuesto!

Gracias por seguir dignificando la LITERATURA en estos tiempos que corren.

Un abrazo

Alex

Joaquin dijo...

No te lo vas a creer, pero en marzo de este año recomendé ese libro a una importante editorial literaria para la que trabajo de sabueso, pero no lo consideraron, quizás por excesivamente literario. Ahora tendré la oportunidad de leerlo en una traducción esmerada. Abrazos.

Ernesto Calabuig dijo...

Acabas de darme un buen susto a toro pasado. Sabía que eras espía, después de tantos años de formarte en la DDR, pero seguro que te alegras de que por una vez ganemos "los buenos". Nunca entenderé los miedos de los grandes grupos editoriales a lo "excesivamente literario", que normalmente significa sólo "literario". ¿Es lo literario un problema? ¿Qué clase de productos tóxicos publican entonces? Yo diría que Fischer Verlag, la editorial alemana de Meyer, es grande y poderosa, y se atrevió a arriesgar por él. Un abrazo y gracias por estar siempre en este blog.

Araceli Esteves dijo...

Tomaremos nota del consejo.

Fernando Valls dijo...

A ver si los lectores españoles aprecian el libro. Un abrazo.

Autores de los que me ocupé en la Revista "Quimera" entre 2001 y 2006

  • Álvaro Pombo, W. G. Sebald, Günter Grass, Paul Theroux, A.S. Byatt, David Leavitt, Marcos Giralt, Martin Amis, Ian McEwan

Colaboraciones con "Nueva Revista" 2001-2002

  • Traducción del alemán del artículo de Richard Herzinger El consumo como meta (Endziel Konsum, Die Zeit, 2-11-00) que en Nueva Revista aparece como La americanización del globo, pp. 47-55 (mayo-junio 2001)
  • Traducción del alemán del discurso anual berlinés (Berliner Rede) del presidente alemán Johannes Rau, dedicado a los límites de la biopolítica, que tiene por título ¿Irá todo bien? Por un progreso a escala humana. (Wird alles gut? Für einen Fortschrift nach menschlichem Mass). Nueva Revista, pp. 46-64 (julio-agosto 2001)
  • Artículo publicado en la sección Literatura, titulado: Álvaro Pombo: la exaltación y el Reino. pp. 131-137 (Sep-Oct. 2001)
  • Traducción del alemán del relato de E.T.A Hoffmann titulado Haimatochare. Nueva Revista, pp. 158-171 (julio-agosto 2002)

Colaboración en Revista de Occidente (Oct. 2007)

  • Artículo titulado "Lo que el corazón lleva", acerca de la novela de Luis Mateo Díez "La piedra en el corazón"(Galaxia Gutemberg, Círculo de lectores. Barcelona, 2006)