miércoles, 31 de octubre de 2012

De unas palabras de Landero

Uno no debería escribir "sobre temas" (el bien y el mal, o parecido) sino contar "historias". Lo decía la semana pasada LUIS LANDERO en la presentación en la librería Alberti de Argüelles, en Madrid, de su última novela, ABSOLUCIÓN. También explicó cómo no entendía ese tipo de prosa funcionarial, económica, ramplona, tan común a muchos "escritores". Se me ocurrió, y así se lo comenté, que donde uno de esos escritores descuidados o limitados diría que un adolescente "pasaba las horas aburrido tirado en la cama", el personaje de Landero pasaba las horas "abandonado a la anchura del tiempo". Landero saca partido al lenguaje castellano y, de paso, se diferencia de tanto escritor casposo-español de su generación en que además juega con el lenguaje, se divierte, sin esa solemnidad provinciana apolillada y autoconsciente de... Aunque serán esos otros los que se procurarán un Cervantes, para eso viven, para no dar nunca puntada sin hilo, ni paso atrás. Un paso atrás, ni para coger carrerilla, dice mi padre.

2 comentarios:

María Castro Hernández dijo...

Creo que hay palabras que para mí siempre tendrán la imagen que de ellas trazó Landero, como si él les hubiera dado un lugar en el mundo. La palabra "afán" , por ejemplo, en Juegos de la Edad Tardía, o: contingencia, tedio.... En esta última novela. Como decía Rilke:" quizá estemos aquí sólo para decir: casa, puente (....) pero para decir, compréndelo, ay, para decirlo así como las cosas mismas en su intimidad nunca creyeron ser".
Un abrazo

Miguel A. Zapata dijo...

Totalmente de acuerdo, Ernesto, contigo y con Landero (qué prosa la suya): la malversación del castellano alcanza cotas de delito en algunos escritores españoles, y lo más grave es el denuesto del estilo que se ha venido operando en nuestras letras desde hace décadas, entre veteranos y noveles. Como si escribir con atención a músicas y evocaciones fuese algo así como un agravio. Con la etiqueta de "sucio" o "minimal" dan algunos una pátina de posmodernidad fingida al vacío del roscón de reyes que son sus letras. ¡Ay, Señor, Señor, raritas son las veredas de la inoperancia, las coartadas ramplonas de los que no saben... no pueden...!
Abrazos.

Autores de los que me ocupé en la Revista "Quimera" entre 2001 y 2006

  • Álvaro Pombo, W. G. Sebald, Günter Grass, Paul Theroux, A.S. Byatt, David Leavitt, Marcos Giralt, Martin Amis, Ian McEwan

Colaboraciones con "Nueva Revista" 2001-2002

  • Traducción del alemán del artículo de Richard Herzinger El consumo como meta (Endziel Konsum, Die Zeit, 2-11-00) que en Nueva Revista aparece como La americanización del globo, pp. 47-55 (mayo-junio 2001)
  • Traducción del alemán del discurso anual berlinés (Berliner Rede) del presidente alemán Johannes Rau, dedicado a los límites de la biopolítica, que tiene por título ¿Irá todo bien? Por un progreso a escala humana. (Wird alles gut? Für einen Fortschrift nach menschlichem Mass). Nueva Revista, pp. 46-64 (julio-agosto 2001)
  • Artículo publicado en la sección Literatura, titulado: Álvaro Pombo: la exaltación y el Reino. pp. 131-137 (Sep-Oct. 2001)
  • Traducción del alemán del relato de E.T.A Hoffmann titulado Haimatochare. Nueva Revista, pp. 158-171 (julio-agosto 2002)

Colaboración en Revista de Occidente (Oct. 2007)

  • Artículo titulado "Lo que el corazón lleva", acerca de la novela de Luis Mateo Díez "La piedra en el corazón"(Galaxia Gutemberg, Círculo de lectores. Barcelona, 2006)